Cómo usar los modos semiautomáticos de una cámara réflex

Siempre he dicho que el tener una cámara réflex para usarla en automático es algo “absurdo”, considero que es tirar el dinero, ya que aparte de la gran flexibilidad a la hora de usar distintos tipos de focales, otra de sus virtudes es el poder controlar todos los parámetros que conciernen a una fotografía.
 
Pero además del modo manual, donde tendremos el control total de la cámara, tenemos otros dos modos muy comunes en todas las réflex, el modo AV (prioridad de apertura) y el modo TV (prioridad de tiempo o velocidad), de los que podremos conseguir grandes resultados si sabemos utilizarlos.
 
En ocasiones el modo manual es demasiado lento para poder ser usado en fotografía y para ello podremos usar cualquiera de los otros modos semiautomáticos de los que disponemos.
Casos en los que es aconsejable usar el modo AV
 
En este modo tendremos el control de la apertura y de la sensibilidad iso, además de parámetros como el balance de blancos control de la exposición ect… pero la cámara, usando los valores que nosotros le demos, calculará automáticamente la velocidad necesaria para sacar la fotografía con la exposición que nosotros la tengamos programa. 
Hay que recordar que con la apertura no solo jugamos con la luz que nos entra a nuestra cámara, si no además con la profundidad de campo.
  • Retratos: Seleccionando una apertura reducida (f/2.8 por ejemplo) conseguimos convertir el sujeto en el centro de atención de toda la foto. Esto sucede porque cuanto más pequeño sea el valor de la Apertura (el famoso número f/), más nítido será el sujeto retratado y más desenfocado será todo lo demás.
  • Productos: De la misma manera, el este modo permite centrar el enfoque sobre un objeto o producto concreto, conduciendo así la atención del espectador hacia él. Por ello este modo se usa con frecuencia en el mundo de la publicidad estática, fotografía de productos, márketing, etc.
  • Bokeh: Seguramente te habrás topado en más de una ocasión con un tipo de fotos en las que el sujeto u objeto principal está enfocado mientras que por detrás unas luces difuminadas decoran el segundo plano. Este tipo de fotos se llama Bokeh.
  • Paisajes: Este modo permite controlar la Profundidad de Campo, esto es, lo amplia o reducida que tiene que ser la parte enfocada de la foto. Así como en el retrato podemos bajar el número f/ lo máximo que queramos para que así la zona enfocada sea únicamente la cara de nuestro sujeto protagonista, resulta que en los paisajes lo que interesa es todo lo contrario, es decir, que haya cuanta más zona enfocada mejor. De hecho lo ideal en un paisaje normalmente es que la totalidad de la foto tenga enfoque y nitidez por lo cual empleamos la misma técnica que en el retrato pero esta vez al revés y ajustamos un valor f/ más bien elevado, generalmente a partir de f/11 ó más. Disparar con valores f/ elevados permite dotarle al paisaje de toda la nitidez y el enfoque que requiere, en su totalidad.
  • Fotos con poca luz (y sin trípode): En este modo controlamos la apertura del diafragma. Usar una apertura grande (número f mas pequeño) significa permitir que entre más luz a la cámara, algo que nos solucionaría el problema de las fotos con poca luz. De todas formas este punto es algo problemático si no disponemos de un objetivo bastante luminoso (mínimo f2.8) y si es posible que esté estabilizado para poder “forzar” un poco mas la velocidad de disparo.
 
Casos en los que es aconsejable usar el modo TV
 
En este caso lo que haremos es controlar la velocidad de disparo en vez de la apertura, la cámara se encargará de poner la apertura adecuada según la velocidad y el resto de parámetros que le programemos para sacar la foto como queremos. 
  • Deportes: La velocidad está presente en la mayoría de los deportes. Capturar una buena jugada requiere del fotógrafo una velocidad similar o superior a la del propio jugador o deportista a quien se intenta fotografiar, de lo contrario lo más probable es que obtengamos una foto en la que el sujeto está movido y posiblemente falto de nitidez.
  • Fotografía de animales: Al igual que en los deportes, en la fotografía de animales es muy aconsejable usar el modo TV
  • Congelar el movimiento: Lo que acabo de comentar respecto a los deportes es totalmente aplicable sobre cualquier situación en la que queramos congelar el movimiento: tren de alta velocidad, niños corriendo por el parque, la caída de una gota de agua etc…
  • Larga exposición : La fotografía de larga exposición es una manera gráfica y muy artística de representar el paso del tiempo. ¿Te gustaría producir una de esas fotos nocturnas que retratan el paso de los coches con la típica estela de luz roja o blanca que dejan a su paso?.
  • Fotos con poca luz pero con trípode: Ya sabes que, cuanto más lenta sea la velocidad que escojamos, más luz penetrará dentro de nuestra cámara. Para conseguir esto el único requisito es que no se nos mueva ni nos tiemble la mano mientras estemos disparando. La única manera realmente segura y eficiente de conseguirlo es mediante el uso de un buen trípode.
 
Lo que tendréis que recordad es que usando estos modos no evitaréis que la foto salga o movida o trepidada, como recordaréis una foto movida es aquella en el que el sujeto principal nos aparece en movimiento y una foto con trepidación es aquella en la que le hemos transmitido vibraciones a la cámara y la foto a salido completamente movida.
 
Para lo primero, evitar si no es lo que deseamos, tendremos que saber ajustar la velocidad correcta para evitar que el sujeto salga movido.
Para evitar la trepidación tendremos que disparar como mínimo al inverso de la distancia focal usada, (si hacemos la foto a 50mm la velocidad mínima es 1/50) y en caso de tener un sistema de estabilización (no trípode) podremos reducir la velocidad dividendo la distancia focal entre los pasos de estabilización que tiene nuestro objetivo o cámara y al resultado realizar su inverso.
Si usamos trípode recordad de desactivar el estabilizador y si es posible levantad el espejo para que la fotografía salga lo mejor posible.
 
Sabiendo usar estos dos modos correctamente el modo manual se convertirá en algo simple de usar, aunque está claro, a fin de cuentas es el fotógrafo quien decidirá que modo usar dependiendo cada situación en la que se encuentre.
 
Lo que hay que tener claro es que a mayor apertura menos tiempo de exposición, y a menor apertura mas tiempo de exposición necesitaremos, sin contar con los parámetros de la sensibilidad iso, ya que cuanto mas alto sea el valor de la sensibilidad iso menos tiempo de exposición necesitaremos con una apertura menor.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s